• 1
Grupo chicas de Hockey
Deporte para chicos en la UNLP

Desde marzo a noviembre, niños y niñas de entre 3 y 15 años tienen su espacio en el Campo de Deportes.

|
Bienvenidos a la Femebal
Los equipos de handball masculino y femenino de la UNLP debutaron con triunfos en el certamen más importante de este deporte en el país.

Lo que comenzó como una aventura unos años atrás tuvo aroma a sueño cumplido el fin de semana pasado, cuando los equipos de handball de la UNLP debutaron en los torneos oficiales de la Federación Metropolitana de Balonmano (FeMeBal), la más exigente competición de esta disciplina en el país.

Y para que la alegría fuera aún mayor, tanto las damas como los caballeros se trajeron un triunfo de sus visitas: ellas, por 31-19 sobre Sportivo Burzaco y los varones, 25-16 a Cid Moreno B.

Allá lejos parecen haber quedado esas primeras tardes en el Campo de Deportes, que abrió sus puertas para una gran cantidad de jóvenes de todo el país que llegaban a la ciudad pero no encontraban alternativas para practicar su deporte favorito.

De a poco se fueron armando los grupos, y la demanda de una competencia llevó a las primeras participaciones en el Torneo Ciudades, con equipos de La Plata, Berisso y Ensenada.

Hasta que llegaron los Juegos Nacionales Universitarios de San Juan 2015, en los que las buenas actuaciones frente a conjuntos a priori más poderosos (los caballeros cayeron en la final por un gol ante la UBA, en tiempo suplementario) lograron convencer a todos de que ya era momento de pegar el salto.

Entonces hubo que reorganizarse, sacar cuentas, buscar cancha y solucionar diferentes cuestiones que demanda la nueva realidad del handball universitario, que a partir de ahora tendrá doble competencia con los torneos de Femebal y el certamen local. Los varones, bajo la tutela de Sergio Mussa y Daniel Robledo; las chicas, con Marcela Bacre y Cecilia Rivas a la cabeza.

Como todo equipo nuevo, en el balonmano porteño la UNLP arranca desde las categorías más bajas: los caballeros participan de la 6ª división, mientras que las damas lo hacen en 5ª, soñando con lograr alguno de los ascensos que los posicione cada vez más arriba en el deporte nacional.